Acuerdo de Escazú : Un Compromiso por una Democracia Ambiental

El pasado viernes 16 de julio se realizó el seminario sobre el Acuerdo de Escazú “Un compromiso por una democracia ambiental con participación social” en el que fueron panelistas David Barrio, Representante de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe de Naciones Unidas); Nicole Becker, Referente de Jóvenes por el Clima y representante Argentina de la sociedad civil en la CEPAL; Alejandro Amor, Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y Presidente de ADPRA (Asociación de Defensorías del Pueblo de la Argentina) y Claudia Gotta, Secretaria de Pueblos Originarios de la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos).

El Acuerdo de Escazú es el primer tratado ambiental de la región de América Latina y el Caribe, el único acuerdo vinculante adoptado hasta la fecha derivado de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20) y el primero en el mundo que incluye disposiciones sobre las personas defensoras de los derechos humanos en asuntos ambientales. Entre sus principales disposiciones, Escazú reconoce el derecho de toda persona a vivir en un entorno saludable y la obligación de garantizar que los derechos definidos en el Acuerdo se ejerzan libremente. Estipula la adopción, entre otras, de medidas legislativas, regulatorias, administrativas para garantizar la implementación del Acuerdo (de acuerdo con las capacidades de las Partes y su legislación interna), que se ofrezca al público la información necesaria con el fin de facilitar el conocimiento de los derechos de acceso y la obligación de proporcionar guía y asistencia al público general, especialmente a las personas y grupos vulnerables.

El Defensor del Pueblo, Alejandro Amor, hizo hincapié en 4 puntos claves sobre el Acuerdo, el acceso a la información ambiental, mencionando que actualmente son las ONG, quienes son las encargadas de dar difusión a las problemáticas ambientales, siendo los estados los que no suelen tomar cartas en el asunto, resaltó la participación pública, acceso a la justicia, protección y seguridad de las defensoras y defensores ambientales. 

Durante el seminario, llevado a cabo de manera virtual, se informó sobre las características del Acuerdo y las personas panelistas expresaron su firme compromiso de impulsar la reglamentación y la implementación del mismo con la más amplia participación social.